miércoles, 16 de julio de 2014

Etimología de CARMEN


כרמן




En latín, Carmen significa "canto" o "poema". Esta palabra es un buen ejemplo de relgas de eufonía, es decir relgas que se hacen para que las palabras suenen mejor aunque no sigan estrictamente las reglas gramaticales. Siguiendo las reglas gramaticales canere (can-ere = cantar) debería haberse convertido en canimen, pero cambiaron la n por la r, dando car-men, en vez de can-imen, para que suene más bonito. El castellano conserva muchas de las eufonizaciones del latín.

Pero el nombre del Carmen no viene del latín, sino del árabe karm. La palabra karm significa "viña", pero tiene una extensión de significado que, por un lado le lleva hasta "vid", "parra", "cepa" y por otro hasta "viñedo", "jardín", "huerto". Durante el reinado de los árabes en Al-Ándalus los huertos y jardines se llamaban "carmen".

También en el hebreo existe la palabra karm, Karm-el = viñedo del señor, y que está relacionado con las historias bíblicas del Génesis. 

El nombre de Carmen, mundialmente conocido como propio de las mujeres hispánicas, parece originado por un cruce de influjos. Existe en Palestina un famoso monte llamado Carmel o Carmelo,  nombre cuyo étimo sería el hebreo karmel "vergel, jardín", presumiblemente emparentado con el árabe karm "viña, jardín". De ahí surgió la advocación de la Virgen María del Monte Carmelo, cuyo culto fue difundido extensamente en el occidente cristiano en el siglo XIII precisamente por la orden de los carmelitas. Sabido es, por otra parte, que la mayoría de nombres de mujer en España se originan en base a las diferentes advocaciones de la Virgen, lo que explicaría Carmel, Carmela y finalmente Carmen. Esta última debería su forma final en "n" al influjo y prestigio de la forma latina carmen "canto, poema" (el étimo de carmen es can-men, del verbo canere "cantar", con disimilación de la nasal). No sería del todo acertado pensar en un inlujo del hispanoárabe carmen "huerto, jardín", ya que curiosamente la forma original era karm, carme y la "n" final se explicaría precisamente por el poderoso influjo del carmen latino sobre el primitivo carme hispanoárabe.

El monte Carmelo, ubicado al sur de la bahía de Haifa, aparece en el Antiguo Testamento en Reyes 18:42.

htpp://etimologias.dechile.net
 

 

1 comentario: